calmar a un bebé que llora

¿Qué debes hacer para calmar a un bebé que llora?




 




 

Tras un experimento en bebés de hasta 7 meses, los científicos han descubierto la técnica más eficaz para calmar a un bebé que llora es caminar con ellos en tus brazos.

Un experimento en el que participaron 21 bebés menores de 7 meses, descubrió que la forma más eficaz de conseguir que dejaran de llorar y se durmieran, era cuando su madre, padre o cuidador caminaba con ellos en brazos.

Cargar a un bebé y caminar con él conseguía calmar más que se les sujetaba en una silla o se les tumbaban en una cuna. Al igual que se demostró en otros experimentos anteriores, que también se calmaban cuando su padre o madre caminaban con ellos en brazos.

«Este hallazgo tiene sentido porque cuando la mayoría de la gente coge a un bebé que llora, rara vez se queda quieta con él, sino que camina instintivamente», afirma Harriet Hiscock, del Royal Children’s Hospital de Melbourne (Australia).

Kumi Kuroda, del Centro RIKEN para la Ciencia del Cerebro (Japón), y sus colegas se interesaron por el modo en que los bebés responden al movimiento, tras estudiar la «respuesta de transporte» en otros mamíferos, en la que los bebés se vuelven pasivos y desarrollan un ritmo cardíaco más lento cuando los llevan en brazos.

4 métodos para calmar a un bebé que llora y uno con mejor resultado

Para comprobar el efecto en las personas, el equipo monitorizó a 21 bebés que lloraban en Japón e Italia mientras sus madres probaban cuatro métodos para calmarlos:

  • Sostener al bebé mientras caminaba
  • Moverlo de un lado a otro en un cochecito o una cuna mecedora
  • Sujetarlo en brazos mientras estaban sentados
  • Acostarlo en una cuna.

Los bebés no se calmaban cuando sus madres los sostenían sentados o los colocaban en una cuna. Sin embargo, cuando sus madres caminaban con ellos, todos dejaban de llorar y casi la mitad de ellos se dormían en 5 minutos.

Los monitores cardíacos conectados a los bebés mostraron que su ritmo cardíaco disminuía, cuando su madre las llevaba en brazos.

Mecerlos en el cochecito o en la cuna tuvo un efecto calmante similar, pero en menor medida. Probablemente esto se debe a que el balanceo crea un movimiento rítmico similar al de caminar.

Los investigadores aconsejan a padres, madres y cuidadores que utilizan esta técnica de paseo durante otros 5 u 8 minutos después de que se duerma antes de ponerlo en una cuna, ya que los bebés del estudio tendían a despertarse si se les trasladaba antes.

Pamela Douglas, de la Universidad de Queensland y la Universidad Griffith de Brisbane (Australia), afirma que pasear a los bebés es sólo una herramienta para animarles a dormir. «En este estudio no se incluyó la lactancia materna ni el biberón, que sabemos que son métodos muy eficaces para hacer que los pequeños se duerman», afirma.

Según Hiscock, la técnica del paseo es útil para los bebés de hasta 6 meses, pero luego hay que animarles a que aprendan a calmarse solos. «No hay que obligarles a volver a dormir cada vez que se despiertan durante la noche», dice.

Quizás te interese leer ¿Cómo ayudar a los bebés recién nacidos a dormir más durante la noche?

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram @papasehijos, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!

Fuente: Current Biology y NewScientist.

 




 

Daniela

About Daniela

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Además de ser la autora de Papás e hijos, para muchos soy más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestra política de privacidad haciendo click aquí