niña patinando

Disfruta de cada una de las etapas de tus hijos

 

 

A medida que nuestros hijos crecen nosotros también crecemos con ellos, cada etapa tiene su encanto y debemos aprender a disfrutar de ellas, porque los niños crecen muy de prisa.

Cuando llegamos a los dos años muchos padres y madres se preguntan “¿Dónde está mi bebé?”, porque las rabietas características de esta edad hacen que nuestro niño o niña saque una faceta totalmente desconocida para nosotros, pero con paciencia los ayudaremos a superar esta etapa en la que se desbordan las emociones.

Hay expertos que aseguran que hasta los tres años los peques no entienden el NO y de todas formas el negar que hagan algo a veces no es lo más apropiado. Expresarnos de forma afirmativa favorece la comunicación, ya que de esta manera nuestros hijos comprenderán más fácilmente nuestro mensaje.

En lugar de decir, por ejemplo: “no tires las cosas al suelo”, es mejor decirle: “guarda tus juguetes en este cajón, o dáselos a mamá”. Así entenderá perfectamente lo que queremos que haga. Además debemos siempre hacer refuerzos positivos a sus progresos para motivarlos, como “¡muy bien!, qué bien lo haces”.

Entre los 5 y 6 años nuestros hijos desarrollan más su capacidad de razonamiento y es fundamental poderlos guiar en este proceso. En estas edades también empiezan a entender el por qué y para qué de las cosas, así como a obtener una mayor disciplina en el desarrollo de sus actividades.

 

sueño infantil

 

Pero siguen siendo pequeños y siguen aprendiendo y desarrollándose…

A pesar de que veremos un gran progreso en su desarrollo, es importante tener en cuenta que siguen siendo niños y niñas, por esto a veces ocurren situaciones que nos hacen pensar que tienen un retroceso en su evolución. Sin embargo, son situaciones normales de su crecimiento.

Por ejemplo, es muy normal que entre los 4 y los 7 años los peques mojen la cama ocasionalmente, a pesar de controlar esfínteres desde los dos años. Si son episodios puntuales, podemos estar tranquilos. Sus cuerpos aún están en constante desarrollo, por lo que, aunque tu hijo se mantenga limpio y seco durante todo el día, puede que pasen meses, o incluso años, hasta que logre controlar sus necesidades durante la noche y es muy habitual, esto se llama incontinencia infantil.

Es completamente normal que su organismo no haya madurado lo suficiente. Además para controlar el pis nocturno es necesario madurar los centros neurológicos cerebrales para controlar los dos esfínteres y cada peque tiene su propio ritmo. Es importante ayudarles a mantenerse sequitos, evitando que beban mucho líquido antes de irse a la cama y recordándole que cuenta con nuestro apoyo si se despiertan en el medio de la noche. También, al principio, se puede colocar el orinal al lado de la cama por si no le da tiempo a ir al baño.

Recuerda que muchos niños no están listos para dejar el pañal de la noche hasta que están en edad escolar. Se recomienda que durante este proceso de aprendizaje utilicen braguitas y calzoncillos absorbentes, como los DryNites® que son como la ropa interior de verdad y lo ayudan a dormir seco y seguro toda la noche sin sentir que está utilizando pañales. ¡Solicita una muestra gratis de calzoncillos y braguitas DryNites®!

 

 

Poco a poco tu hijo estará listo para superar esta etapa también, por lo que es mejor esperar a que él o ella esté preparado, de este modo el proceso será mucho más sencillo para él y para ti.

Al igual que con las rabietas el consejo en este caso es paciencia y disfruta de lo bueno de cada etapa del crecimiento de tus hijos.

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!

 

 

Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *