Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Día Internacional de la Niña y Mujer en la Ciencia: Promoviendo la Igualdad y el Empoderamiento

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia es un acontecimiento anual significativo que pone de relieve la importancia de la igualdad de género y el empoderamiento en el campo de la ciencia.

Este día celebra las contribuciones de las mujeres y las niñas a la ciencia y pretende fomentar la igualdad de acceso y participación para todas. A través de diversas iniciativas y programas, este día sirve de plataforma para reconocer y celebrar los logros, así como para abordar los retos y las barreras que aún existen. Repasamos los orígenes, los objetivos y las iniciativas de este importante día, así como su repercusión en el desarrollo sostenible.

Origen e importancia

El Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia, que se celebra anualmente el 11 de febrero, tiene una gran importancia por el reconocimiento de las contribuciones históricas y actuales de las mujeres y las niñas en el ámbito de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. El establecimiento de este día se originó a partir de la decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que refleja el reconocimiento mundial de la necesidad de abordar las disparidades de género existentes en las aspiraciones científicas. Esta conmemoración internacional, proclamada para subrayar el papel esencial de las mujeres y las niñas en la ciencia, pretende fomentar la inclusión, la igualdad y el empoderamiento en este ámbito.

Desde sus inicios, el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia ha sido fundamental para crear conciencia sobre los retos a los que se enfrentan las mujeres y las niñas en su carrera científica, al abordar las barreras sistémicas que dificultan su participación plena e igualitaria. Este acontecimiento anual sirve de catalizador para promover el desarrollo de políticas y la aplicación de iniciativas que fomenten el avance de las mujeres y las niñas en la comunidad científica, tanto a nivel local como mundial.

La importancia de este día se pone de manifiesto por el esfuerzo colectivo de diversos agentes, como gobiernos, organizaciones internacionales, instituciones educativas y sociedad civil, para trabajar en pro de un paisaje científico más incluyente para las mujeres.

Objetivo de lograr la igualdad

El principal objetivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia es luchar por y alcanzar la igualdad de oportunidades y participación para las mujeres y las niñas en el ámbito de la ciencia. Esta meta clave se alinea con la agenda más amplia de promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, tal como se articula en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas.

Al centrarse en cerrar la brecha de género en los campos científicos, la jornada pretende desmantelar las barreras y los prejuicios sistémicos existentes que impiden la participación plena y equitativa de las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología, fomentando así un entorno en el que se valore y reconozca su contribución.

En la consecución de la igualdad de género en la ciencia, es imprescindible subrayar la importancia de las políticas inclusivas, las intervenciones específicas y el cultivo de un ecosistema de apoyo que fomente la participación activa de las mujeres y las niñas en todas las disciplinas científicas.

Además, el objetivo de lograr la paridad en la ciencia abarca no sólo el acceso a la educación y a las oportunidades de empleo, sino también la creación de un entorno que facilite el cultivo de los talentos y las aspiraciones de las mujeres y las niñas en sus esfuerzos científicos.

Iniciativas y programas para incentivar la participación

Se han desarrollado una amplia gama de iniciativas y programas para fomentar de forma proactiva la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología. Estas iniciativas abarcan programas de divulgación educativa, iniciativas de tutoría, oportunidades de establecer redes de contactos y apoyo específico para las mujeres en el ámbito de la investigación y la enseñanza.

Igualmente, se han puesto en marcha diversas asociaciones públicas y privadas, así como campañas de sensibilización, para promover la visibilidad de las mujeres como modelos en la ciencia y desafiar los estereotipos y prejuicios que obstaculizan el progreso de las mujeres y las niñas en los ámbitos científicos.

Además, la aplicación de iniciativas para incentivar la participación abarca el desarrollo de planes de estudio incluyentes, la concesión de becas y ayudas a la investigación específicamente creadas para apoyar a las mujeres y las niñas en el ámbito de las tecnologías y la organización de actos y talleres que pongan de relieve los logros y las contribuciones de las mujeres a la ciencia. Con estos esfuerzos concertados, se pretende transformar la narrativa que rodea a las mujeres y las niñas en la ciencia, fomentando así una comunidad científica más inclusiva y diversa que aproveche el pleno potencial de todos sus miembros, independientemente de su género.

Papel fundamental a lo largo de la historia

A lo largo de la historia, las mujeres han desempeñado un papel fundamental, aunque a menudo poco reconocido, en el avance del conocimiento científico y la innovación. Desde la investigación pionera en diversas disciplinas hasta descubrimientos e inventos pioneros, las mujeres han contribuido de forma significativa al progreso de la ciencia.

A pesar de afrontar barreras sistémicas y discriminación de género, muchas mujeres han dejado una huella indeleble en el panorama científico, modelando la trayectoria de numerosos campos y demostrando el inmenso potencial de la participación femenina en la ciencia y la tecnología. Sin embargo, no todos se incluyen en los libros de texto, pero podemos inspirar a las niñas en mujeres notables en este campo.

Isabel Zendal la enfermera española que desempeñó un papel crucial en la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna en el siglo XIX. Liderada por Francisco Javier Balmis y José Salvany, la expedición tenía como objetivo llevar la vacuna de la viruela a las colonias españolas en América y Filipinas. En 1803, Zendal fue seleccionada como una de las nodrizas encargadas de cuidar a los niños que llevarían el virus de la vacuna durante el viaje. La expedición fue fundamental para difundir la vacuna y proteger a la población contra la viruela, marcando un hito en la historia de la medicina y la vacunación. Aunque su contribución a menudo ha sido eclipsada, la historia reciente ha reconocido cada vez más la importancia del papel desempeñado por Zendal y otros miembros del equipo en esta labor filantrópica y científica.

Ada Lovelace fue una matemática británica conocida por sus contribuciones al trabajo en la máquina analítica de Charles Babbage, considerada la primera programadora de la historia.

Marie Curie también fue una destacada pionera en el campo de la radiactividad, logrando el notable hito de convertirse en la primera persona en recibir dos premios Nobel en diferentes campos científicos: Física y Química.

Jane Goodall una primatóloga británica conocida por su exhaustivo estudio de chimpancés en Tanzania. Su trabajo ha transformado la forma en que comprendemos a los primates, redefiniendo la relación entre humanos y animales y arrojando luz sobre la complejidad de la vida social de los chimpancés.

Dorothy Crowfoot Hodgkin fue una química británica que recibió el Premio Nobel de Química en 1964 por su trabajo pionero en la determinación de la estructura de importantes sustancias bioquímicas mediante la técnica de difracción de rayos X.

Chien-Shiung Wu fue una física experimental china-estadounidense que contribuyó de manera significativa al experimento de la paridad, demostrando la violación de la paridad en la desintegración beta.

Barbara McClintock fue una genetista estadounidense reconocida con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1983 por descubrir los elementos transponibles o «genes saltarines» en el maíz, contribuyendo significativamente al entendimiento de la genética.

Rosalind Franklin realizó contribuciones cruciales para la comprensión de la estructura del ADN, aunque lamentablemente no recibió el reconocimiento adecuado en su tiempo. Su trabajo proporcionó fundamentos esenciales para el descubrimiento de la estructura de la doble hélice del ADN.

Rita Levi-Montalcini, neuróloga italiana, recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1986 por el descubrimiento del factor de crecimiento nervioso (NGF), fundamental para la comprensión del desarrollo y regeneración nerviosa.

Grace Hopper fue una pionera en la informática y la programación, desarrollando el primer compilador para un lenguaje de programación y acuñando el término «bug» en referencia a errores informáticos.

El significado histórico de las contribuciones de las mujeres a la ciencia pone de manifiesto la resistencia y perseverancia continua demostrada por innumerables mujeres pioneras, que han desafiado las limitaciones de su tiempo para realizar aportaciones significativas e impactantes a la comunidad científica. Sus logros, a menudo conseguidos a pesar de formidables retos, sirven como testimonio del papel esencial de las mujeres en la historia de la ciencia y como motivación convincente para garantizar que su legado sea debidamente reconocido y celebrado.

Desafíos y barreras

A pesar de los importantes avances, las mujeres y las niñas siguen encontrando infinidad de retos y barreras a la hora de emprender carreras científicas y tecnológicas. En muchas partes del mundo, los estereotipos de género profundamente arraigados, el acceso desigual a los recursos y las barreras para el avance profesional suponen formidables obstáculos para las mujeres y las niñas en las disciplinas científicas. Problemas como la discriminación de género, la falta de representación en puestos directivos y los retos de conciliación entre la vida laboral y la familia agravan aún más los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres en las carreras científicas, impidiendo así su participación y contribución plenas en este ámbito.

Además, la escasa representación de las mujeres en determinadas disciplinas científicas, especialmente en los ámbitos de la tecnología y la ingeniería, pone de relieve las barreras persistentes que disuaden a las mujeres y las niñas de dedicarse a estas carreras. La falta de modelos femeninos visibles, las escasas oportunidades de tutoría y la inexistencia de un entorno de trabajo de apoyo e inclusivo contribuyen a la perpetuación de estos retos, lo que a la larga impide la consecución de la igualdad de género en los sectores de la ciencia y la tecnología.

Impacto positivo en el desarrollo sostenible

La promoción de la igualdad de participación y representación de las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología está intrínsecamente relacionada con el objetivo general del desarrollo sostenible. Al aprovechar todo el potencial de las mujeres y las niñas en las actividades científicas, las sociedades pueden beneficiarse de una fuerza laboral científica más diversa e innovadora, mejor preparada para hacer frente a retos complejos e impulsar el desarrollo sostenible.

Igualmente, conseguir la igualdad de género en la ciencia está estrechamente relacionado con el avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular los relacionados con la educación de calidad, la salud y el crecimiento económico.

Empoderar a las mujeres y las niñas en la ciencia no sólo mejora sus oportunidades y resultados individuales, sino que también produce beneficios de carácter más amplio para la sociedad, como una mejora de los resultados de la investigación, la innovación tecnológica y una mayor competitividad a escala mundial.

La participación activa de las mujeres y las niñas, en los procesos de toma de decisiones científicas y tecnológicas contribuye al desarrollo de soluciones más integrales e inclusivas a los retos de la sociedad, poniendo de manifiesto el papel indispensable de la igualdad de género en la ciencia para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible.

Eventos y actividades para celebrar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia se conmemora a través de una amplia variedad de actos y actividades que ponen de relieve los logros de las mujeres en la ciencia, promueven la concienciación sobre la igualdad de género en los ámbitos científicos y proporcionan foros de diálogo y acción colectiva. Estas actividades incluyen conferencias internacionales, seminarios, talleres y conferencias públicas en las que se presenta la labor de mujeres investigadoras, científicas e innovadoras.

Centros de enseñanza, organizaciones de investigación y grupos de defensa organizan una serie de actividades, como mesas redondas, ferias profesionales y programas de divulgación, destinadas a inspirar y capacitar a la próxima generación de mujeres y niñas en ciencia. También, campañas en los medios sociales, las iniciativas de sensibilización y los actos de establecimiento de redes son fundamentales para aumentar la visibilidad de las mujeres y las niñas en la ciencia, fomentar la participación de la comunidad y obtener apoyo para las prácticas que promueven la igualdad de género en el ámbito científico.

Al celebrar los logros de las mujeres y las niñas en la ciencia y participar en conversaciones significativas sobre la importancia de la igualdad de género en las actividades científicas, estos actos y actividades contribuyen a un cambio cultural más amplio que reconoce y asume las aportaciones vitales de las mujeres y las niñas al campo de la ciencia.

Reconocimiento y visibilidad de los logros

Un aspecto crucial para promover la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología es el reconocimiento y la visibilidad de sus logros y aportaciones. Es esencial destacar y celebrar activamente los logros de las investigadoras, científicas e innovadoras, proporcionándoles así la visibilidad y el reconocimiento que merecen, para inspirar a la próxima generación en los campos científicos, sino que también subraya el papel indispensable de las mujeres en el impulso del progreso científico y la innovación.

La creación de plataformas para la visibilidad de los logros de las mujeres en la ciencia, como premios, muestras y oportunidades de liderazgo, es esencial para desafiar los tradicionales patrones y prejuicios de género en la comunidad científica. Al aumentar la visibilidad de los logros de las mujeres en ciencia y tecnología, las sociedades pueden allanar el camino hacia una mayor igualdad y capacidad de inclusión de los géneros, fomentando un entorno en el que las contribuciones de las mujeres y las niñas se valoren al mismo nivel que las de sus homólogos masculinos.

Compromisos para promover la igualdad

Avanzar en la agenda de la igualdad de género en ciencia y tecnología requiere un compromiso colectivo para llevar a cabo cambios significativos y sostenibles dentro de la comunidad científica y más allá. Los gobiernos, las organizaciones internacionales, la universidad y el sector privado tienen un papel vital que desempeñar en la asunción de compromisos firmes para promover la participación plena e igualitaria de las mujeres y las niñas en las actividades científicas. Estos compromisos pueden abarcar la formulación y aplicación de políticas sensibles al género, la asignación de recursos para apoyar a las mujeres en los campos STEM, y el fomento de entornos académicos y profesionales inclusivos y solidarios.

Además, el fomento de asociaciones y colaboraciones estratégicas que den prioridad al avance de las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología es esencial para lograr un cambio duradero e impactante. Al colaborar para abordar las barreras sistémicas, fomentar las oportunidades de tutoría y liderazgo y cultivar una cultura de inclusión, los agentes implicados en diversos sectores pueden contribuir colectivamente a la creación de un entorno más equitativo y enriquecedor para las mujeres y las niñas en el ámbito de la ciencia.

Si te ha gustado este artículo compártelo, sígueme en FacebookInstagramX y suscríbete para a Papás e hijos!

Daniela

About Daniela

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Además de ser la autora de Papás e hijos, para muchos soy más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestra política de privacidad haciendo click aquí