descargar app embarazo+ gratis para iphone, ipad y android

¿Cuánto se tarda en quedar embarazada después de tener relaciones?

 




 

Cuánto se tarda en quedar embarazada después de tener relaciones, el embarazo tarda entre dos y tres semanas en producirse, ya que la implantación tarda en producirse.

A diferencia de lo que se cree, el embarazo no ocurre de forma inmediata tras tener relaciones sexuales, es mucho más complejo que eso. Debido que deben producirse varios procesos, que no siempre conducen a un embarazo viable.

Cuánto se tarda en quedar embarazada después de tener relaciones

Si quieres tener una idea clara de lo que ocurre durante esas dos o tres semanas, te detallo el tiempo de cuánto se tarda en quedar embarazada después de tener relaciones.

Que se fecunde el óvulo es el primer paso, pero la cosa no acaba ahí, y puede pasar más tiempo del que crees antes de que se te considere oficialmente embarazada.

Cuando ovulas tu cuerpo libera un óvulo listo para la fecundación. Este óvulo viaja a unas de las trompas de Falopio, donde permanece entre 12 y 48 horas. Como los espermatozoides pueden vivir hasta cinco días, así que si ovulas en cualquier momento dentro de ese periodo, es posible que un espermatozoide fecunde el óvulo que acabas de liberar.

Sin embargo, si acabas de ovular y luego mantienes relaciones sexuales, la fecundación puede producirse mucho más rápido. Por lo que, dependiendo de la ovulación, este primer paso puede durar de unos minutos a cinco días.

El segundo paso, es que el óvulo y el esperma se unan en la trompa de Falopio, creando un embrión. Lo que suele tardar entre tres a ocho días.

Una vez que el embrión entra en el útero, puede flotar durante unos días más, según explican expertos en fertilidad.

Antes de que el embrión se implante en el útero, que es el comienzo oficial del embarazo, éste se coloca en el endometrio, que es el tejido mucoso que cubre el interior del útero.

Este proceso se produce a lo largo de unos días, alrededor de unos cinco a seis después de la fecundación para que se produzca la implantación y comience oficialmente el embarazo.

Sin embargo, aproximadamente el 50% de los óvulos fecundados no se implantan y no se produce el embarazo. Curiosamente la implantación del embrión puede provocar un ligero sangrado o manchado en algunas mujeres, que es considerado normal y no suele indicar ningún problema.

El sangrado de implantación se produce entre el día 10 y 14 días después del embarazo, lo que suele coincidir con los días del mes que normalmente se tiene el periodo. Por lo que, muchas veces es posible que se confunda la hemorragia de implantación con un periodo ligero.

La hemorragia de implantación suele durar un par de días, generalmente es de menor intensidad, más corta y menos dolorosa que una regla normal. Éste ocurre porque al adherirse el embrión al útero rompe el tejido del endometrio y esto es lo que provoca la hemorragia.

clásicos síntomas del embarazo es el cansancio constante
El cansancio constante uno de los primeros síntomas del embarazo

Distinguir entre sangrado de implantación y primeros síntomas del embarazo

A veces el cuerpo de la mujer empieza a mostrar los cambios derivados de la gestación antes, convirtiéndolos en síntomas del embarazo. Las náuseas y la aversión a determinados alimentos u olores, son los primeros síntomas de embarazo para muchas mujeres. Las ganas de vomitar por la mañana o incluso el vómito y el rechazo a comer jamón o beber café pueden significar que estás esperando un bebé.

Solemos escuchar que la naturaleza es sabia y es así. Por esto, en el primer trimestre del embarazo se rechazan instintivamente alimentos y olores, que pueden ser perjudiciales para el bebé.

Algunas suelen embarazadas rechazan el olor a tabaco u olores intensos, como perfumes o sustancias con aromas fuertes. Esto puede provocar náuseas y se debe al cambio hormonal que el cuerpo experimenta en las primeras fases de la gestación.

A veces el cuerpo de la mujer empieza a mostrar los cambios derivados de la gestación antes, convirtiéndolos en síntomas del embarazo. Las náuseas y la aversión a determinados alimentos u olores, son los primeros síntomas de embarazo para muchas mujeres. Las ganas de vomitar por la mañana o incluso el vómito y el rechazo a comer jamón o beber café pueden significar que estás esperando un bebé.

Solemos escuchar que la naturaleza es sabia y es así. Por esto, en el primer trimestre del embarazo se rechazan instintivamente alimentos y olores, que pueden ser perjudiciales para el bebé.

Algunas embarazadas rechazan el olor a tabaco u olores intensos como perfumes o sustancias con aromas fuertes. Esto puede provocar náuseas y se debe al cambio hormonal que el cuerpo experimenta en las primeras fases de la gestación.

Otro de los clásicos síntomas del embarazo es el cansancio o fatiga constante. Duermes ocho horas, echas la siesta y aun así a las ocho de la tarde quieres irte a la cama. Eso puede significar una caída extrema de defensas o un estado de buena esperanza. Durante los primeros meses de gestación se forma la placenta y de los principales órganos del bebé.

El incremento de las ganas de orinar es otro de los primeros síntomas de embarazo, que comienza aproximadamente en la sexta semana de gestación y además puedes presentar este síntoma en el tercer trimestre del embarazo, cuando el peso del feto incrementa.

El incremento de ganas de orinar durante el primer trimestre de embarazo se debe a los cambios hormonales, estos hacen que la sangre fluya más rápido por tus riñones y que tu vejiga se llene con más frecuencia. Al eliminar con más frecuencia el agua, es importante que bebas más durante el embarazo.

Las hormonas juegan un gran papel en el cuerpo de la mujer durante toda su vida, especialmente en aquellos momentos relacionados con su fertilidad. Con un embarazo protagonizan su propia revolución. Así, el aumento de peso y sensibilidad de los pechos o una tendencia a cambiar de humor de manera constante son otros de los primeros síntomas de embarazo.

También hay algunos síntomas de embarazo que son un poco raros o menos comunes, como:

  • Aversión a la comida
  • Hinchazón
  • Congestión nasal 
  • Calambres
  • Estreñimiento
  • Cambios de humor

Se recomienda hacer una prueba de embarazo para confirmar si lo estás, pero una de las razones de un falso negativo en la prueba de embarazo, es que hagas la prueba demasiado pronto. Según los los fabricantes se aconseja realizar las pruebas en la primera o segunda semana después de la concepción, pero las hormonas del embarazo pueden no haber aumentado lo suficiente como para ser detectadas.

Las pruebas de embarazo funcionan midiendo los niveles de la hormona del embarazo en la orina. La cantidad de hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) en tu cuerpo empieza a aumentar una vez que el óvulo fecundado se implanta en el útero, y puede detectarse unos 10 días después de la concepción.

El momento del ciclo en el que te encuentras también es importante. La mayoría de las pruebas de embarazo funcionan bien en el momento de la falta de la menstruación, que es normalmente 2 semanas después de la ovulación.

Quizás te interese leer Tobillos hinchados durante el embarazo, por qué ocurre y cómo evitarlo.

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram @papasehijos, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!

 




 

Daniela

About Daniela

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Además de ser la autora de Papás e hijos, para muchos soy más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestra política de privacidad haciendo click aquí