A partir de qué edad pueden usar lentillas los niños

A partir de qué edad pueden usar lentillas los niños

 




 

Si tu hijo utiliza gafas, una gran duda que te puede surgir es a partir de qué edad pueden usar lentillas los niños.

A pesar de que hay muchos modelos de gafas, con diseños que a los niños les gustan, es cierto que hay ocasiones especiales en las que ellos preferían llevar lentes de contacto, en vez de gafas.

Especialmente en breve empieza la época de comuniones y hay niños que les gustaría no llevar gafas en esta celebración tan especial para ellos. Sin embargo, la salud siempre es más importante que la estética y por esto hay que saber la edad adecuada para esto.

Según los expertos, a partir de los 6 a 8 años los niños pueden llevar lentillas, pero un especialista debe valorar el caso de tu hijo y te recomiendo acudir a él para tomar la decisión de forma conjunta. Las lentes de contacto deben utilizarse de forma segura responsable y con la recomendación de un profesional.

Si tu hijo o hija quiere llevar lentillas en una ocasión en concreto, no debe haber ningún problema, pero haz la prueba antes. Puedes pedir lentillas gratis en www.visiondirect.es y ver cómo se adapta. No vaya a ser que el día del evento, se encuentre incómodo.

En caso que la idea sea sustituir las gafas por lentillas en su rutina diaria, hay muchos factores que debes tener en cuenta como los hábitos de higiene, alergias, resequedad del ojo y madurez del niño. Debe ser capaz de seguir los consejos de uso, no dormir con ellas, para evitar infecciones. Retirarlas si el ojo le pica, arde, se irrita o enrojece.

Las lentillas desechables diarias suelen ser las más aconsejadas para que tus hijos comiencen, ya que se utilizan un par nuevo cada día. Su precio es bastante razonable, oscila los 10 euros aproximadamente por 30 pares.

Los profesionales de oftalmología aconsejan evitar las lentes de contacto de uso prolongado, de las que se pueden usar durante la noche o mientras se duerme, para niños ni adolescentes porque pueden aumentar la incidencia de las úlceras cornéales.

Otros consejos útiles para el uso de lentillas en niños, es que lleven siempre un par de gafas de repuesto, por las pierden.

En adolescentes que utilizan maquillaje, las lentillas se deben colocar antes de los cosméticos y quitarlas antes de desmaquillarse. A estas edades les gustan mucho cuidar su apariencia e incluso utilizar lentillas graduadas de colores. No son mucho más caras que las normales y hay mucha variedad de tonos, puedes ver precios baratos en lentillas.

Sin duda las lentes de contacto tienen muchas ventajas, pueden ser mejores para las actividades deportivas, porque no se rompen como pueden suceder con las monturas y los cristales de las gafas.

En algunos casos, las lentillas mejoran la calidad de la visión en comparación con las gafas, especialmente en el caso de un niño muy miope.

Si estás pensando en que tu hijo use lentes de contacto, debes asegurarte de que sea lo suficientemente responsable. Muchos las pierden, intercambian, las colocan en lugares sucios, utilizan saliva para humedecer las lentillas, algo que puede ocasionar problemas oculares.

De hecho, según datos de Pediatrics un gran número de los niños que acuden a urgencias cada año, es debido a lesiones y complicaciones relacionadas con lentillas. Entre los problemas derivados de las lentes de contacto se encuentran las infecciones oculares.

¿Compartes tu alguna experiencia sobre el uso de lentillas en niños o adolescentes?

Quizás te interesa leer ¿Qué ven los bebés recién nacidos?

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram @papasehijos, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!

 




 

Daniela

About Daniela

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Además de ser la autora de Papás e hijos, para muchos soy más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestra política de privacidad haciendo click aquí