embarazada en el verano consejos para calor

5 consejos importantes si estás embarazada en el verano




Si estás embarazada durante el verano es muy normal que sientas más calor de lo habitual. Esto se debe a que durante la gestación tu cuerpo trabaja el doble, para poder proporcionar el flujo de sangre y nutrientes necesarios para ti y tu bebé.

Tus vasos sanguíneos están ligeramente dilatados y por esto es normal que sientas más calor.Si además te encuentras en el tercer trimestre del embarazo, la sensación puede ser incluso más intensa, debido a que tu metabolismo está más acelerado.

Cómo cuidarte del calor si estás embarazada durante el verano

1. Lo primero que debes hacer es elegir la ropa adecuada, utiliza prendas cómodas y elaboradas en tejidos ligeros como algodón o lino, que son materiales frescos para las altas temperaturas. Los vestidos son una prenda perfecta si estás embarazada en esta época del año.

2. Los baños de playa o piscina son una gran salvación para conseguir bajar tu temperatura corporal. Si no tienes la opción de la playa cerca, siempre puedes buscar una piscina, en la que incluso puedas hacer un poco de ejercicio. La natación o aqua gym durante el embarazo, son excelentes ejercicios que además de ayudarte a combatir el calor, te ayudarán a evitar la hinchazón de piernas y tobillos.

3. ¡Cuidado con el sol! Utiliza protección solar, porque la piel de una mujer embarazada es aún más sensible de lo normal. Elige bien tu protector, porque según nuevos estudios las cremas solares que contiene oxibenzona puede ser peligrosa para el feto.

4. Si tienes los tobillos hinchados, además de andar y/o nadar, puedes sumergir las piernas en agua en tu bañera, para evitar que el líquido se retenga. Este síntoma a pesar de ser muy común, no deja de ser incómodo…puedes leer más sobre tobillos hinchados durante el embarazo, por qué ocurre y cómo evitarlo, haciendo click en el link.

5. Es importante beber mucho líquido para estar bien hidratada, con tanto calor y tanto sudar tu cuerpo necesita reponer líquidos. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria recomienda una ingesta total de agua de 1,6 litros diarios para mujeres adultas. Además establece varias etapas de la vida en las que se requiere una ingesta mayor de agua y con un aporte mineral importante. Entre las que están el embarazo y la lactancia, debido a que los requerimientos fisiológicos en agua y de ciertos minerales, como el calcio y el magnesio, aumentan. Por lo tanto, un agua mineral que asegure un adecuado aporte de minerales, como las de mineralización débil, es la más recomendada en estas etapas.

No te olvides de los alimentos que contienen agua, los expertos recomiendan lechuga, pepino, sandia y melón, para que estés bien hidratada.

Prepara comidas frescas como ensaladas, salmorejo, gazpachos y macedonias de frutas. Te ayudarán a sentir menos calor y tener el aporte de agua necesario.

5. Cuida la temperatura de tu casa, si no tienes aire acondicionado usa un ventilador, para intentar mantenerla lo más fresca posible. Ventila bien tu hogar durante las mañanas y luego baja las persianas, para evitar que entre el sol durante las horas más calientes del día.

Quizás te interese leer sobre el antojo más extraño que se puede tener durante el embarazo.

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!




papasehijos_daniela

About papasehijos_daniela

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Además de ser la autora de Papás e hijos, para muchos soy más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

3 comments on «5 consejos importantes si estás embarazada en el verano»

  1. Valentina dice:

    Yo tuve un embarazo complicado por no cuidarme como debia durante el verano. Estos consejos estan genies.. sobre todo agua.. mucha agua!

  2. Mar dice:

    A mí no me tocó pasar ninguno de los dos embarazos en Verano, pero recuerdo que cuando tenía calor sí que me apetecía hacer comidas más bien fresquitas, la ensalada no podía faltar nunca. Pero tengo una amiga que sale de cuentas en Septiembre y la pobre se está quejando de estos días de calor y de lo hinchados que tiene los pies y los tobillos. Le diré que se lea tu post y que ponga en práctica tus consejos, le vendrán fenomenal.

  3. Por suerte ninguno de mis embarazos fue en verano porque si no… muero! Con decirte que en invierno dormía con las ventanas abiertas del sofoco que me daba!

    Muy buenos tus consejos para aquellas mamitas que llevan su tripita en verano. Tal como dices, la hidratación es MUY importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conoce nuestra política de privacidad haciendo click aquí