Despertares nocturnos del bebé

Duda sobre despertares nocturnos del bebé




Hola Silvia, soy Ximena la madre de Valentino de 7 meses, y la consulta es por el tema del sueño y los despertares nocturnos del bebé. Hasta los 4 meses podríamos decir que tuvo una evolución del sueño normal, fue reconociendo la noche, salteándose tomadas de pecho hasta llegar, a los 4 meses, a dormir desde las 11 pm a 9 am de corrido.

Valentino sufrió de reflujo gástrico moderado y dormía en el carrito, en posición inclinada y de costado y cerca de los 4 meses y medio. Quise pasarlo a dormir a la cuna por su seguridad (comenzaba a querer incorporarse y temía que se cayera del carrito) entonces le imité, en la cuna, la pendiente con la que dormía en el carrito, y lo pasé a acostar ahí por las noches. El problema surgió porque, al ser la cuna más grande, no encontraba la forma adecuada para dormir (por ejemplo, una noche se deslizaba hasta el fondo. Lo resolvía para la próxima noche, pero luego se iba su cabeza para un costado, otra noche para el otro, otra noche le transpiraba mucho la cabeza por los almohadones que ponía en los laterales para que no se caiga, etc…). Y, para mí, eso hizo que empezaran los despertares nocturnos del bebé. Pensé que iba a ser hasta que se adaptaré, pero una vez que logré acomodar bien todo, siguió despertándose seguido.

Por último, cuando ya pudo dormir casi horizontal y cómodo, cerca de los 6 meses duerme bien, pero se despierta entre 3 o 4 veces por noche, llorisqueando, pidiendo que lo haga dormir de nuevo. A veces logro que se vuelva a dormir con palmaditas sin levantarlo de la cuna, otras veces meciéndolo, y a veces sólo se vuelve a dormir tomando el pecho.

Lo que noto es que no puede dormirse sólo, y cada vez necesita más ayuda, sobre todo en los despertares nocturnos, ahora sólo logra dormirse si agarra mi pelo mientras se chupa el dedo. Además cada vez tarda más en dormirse, tanto de día como de noche, está con sueño y tranquilo mientras lo meso, pero no se duerme. A veces tengo la sensación que se me pasa el día tratando de dormirlo. Lo que me llama la atención es que hasta los 4 meses se dormía solo muchas veces y dormía toda la noche, creo que le perjudiqué el sueño al cambiarlo a la cuna. Quizás se sentía inseguro en esa posición inclinada y le afectó la evolución natural de aprender a dormirse solo.

Pasan los meses y no logra dormir de corrido por las noches y lo noto cada vez peor. Inclusive se lo nota cansado, como que al despertarse tanta veces, no logra descansar en profundidad. Me tiene muy preocupada y no sé cómo ayudarlo. Siempre recurro a él cuando llorisquea y lo ayudo a dormirse, hubo veces que probé dejarlo solo pero se larga a llorar desconsolado. Pareciera que siente que sin mi ayuda no sabe cómo dormirse. Lo que más me preocupa es que no noto que vaya mejorando, por el contrario, me doy cuenta que cada vez se asienta más el hábito de solicitar ayuda para dormir, ya que ni siquiera intenta hacerlo solo.

 

silvia alava sordo psicologa infantil

Silvia Álava, psicóloga Directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes.

Respuesta sobre despertares nocturnos del bebé

Hola Ximena, la falta de sueño es una de las quejas más frecuentes de los padres, de hecho, algunas encuestas y estudios realizados confirman que al 76% de los padres les gustaría cambiar algunos de los aspectos de los hábitos de sueño de sus bebés. Aproximadamente el 25% de los bebés tiene problemas para conciliar el sueño o permanecer dormidos durante la noche y esto también afecta a las madres, que tienen mayores niveles de ansiedad, están más irritables, se sienten más cansadas y sin energías.

Es importante que los niños adquieren unos buenos hábitos de higiene del sueño porque el papel del sueño es esencial en la maduración cerebral, el aprendizaje y la memoria y además consolida el aprendizaje del lenguaje.

Para ayudar a mejorar el sueño en los niños está demostrado los beneficios de las rutinas*. De hecho, los bebés que tienen una rutina antes de acostarse son menos propensos a tener problemas de comportamiento más adelante.

Un baño templado ayuda al bebé a saber que es hora de dormir. Un masaje, como parte de la rutina de dormir, puede ayudar al bebé a dormir mejor, además de que puede ayudar a los padres a conocer y responder al lenguaje corporal del bebé. Los olores familiares y agradables pueden hacer que el bebé se sienta feliz y relajado y dar lugar a una mejor calidad de vida mediante la mejora del estado de ánimo y las emociones del bebé. El último paso de la rutina a la hora de dormir es una excelente oportunidad para ayudar a dormir al bebé con mimos y caricias haciendo actividades tranquilas, como leer, cantar o escuchar música. Cuando se hacen regularmente ayudarán al bebé a saber que es la hora de dormir. Y le ayudará a conciliar antes el sueño y a tener menos despertares por la noche.

Espero que te sirva de ayuda.

Silvia Álava Sordo, psicóloga Directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes. Además de la autora del libro: “Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron”.

 

¿Quieres plantear una duda a nuestros expertos? ¡Escríbenos a info@papasehijos.com?

* Infographic “The Science of Sweet Sleep” – © Johnson & Johnson Consumer, Inc. 2016

 




Silvia Álava Sordo

About Silvia Álava Sordo

Silvia Álava, psicóloga, conferenciante y escritora. Directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes. Acreditada por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid como Psicólogo General Sanitario. Especialista en psicología clínica y educativa. Colaboradora en diversos medios de educación. Autora del libro: “Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *