evitar piojos niños

Vuelta al cole y vuelven los piojos, recomendaciones para evitarlos

Hace una semana que empezamos el cole y hoy ya tengo la primera circular sobre recomendaciones para evitar piojos, porque han detectado un caso en la clase de mi hija. Y es que los colegios se convierten en un foco de infestación después del verano, cuando los niños regresan de sus campamentos donde tienden a compartir almohadas, gorros, toallas o peines

Según explica la circular a diferencia de lo que muchos piensa, los piojos no saltan de cabeza a cabeza, sólo se transmiten por el contacto de las cabezas durante más de un minuto, que hace que la transmisión de los piojos de la cabeza en el colegio sea relativamente rara en teoría. Sin embargo, sí que ocurre y con gran facilidad, durante las siestas, juegos e intercambio de cepillos, porque los piojos pueden pasar de las pertenencias de un niño a otro con gran facilidad.

Las liendres no son lo mismo que los piojos. Los piojos son insectos con seis patas, que se mueven alrededor de la cabeza, muy cerca del cuero cabelludo. Las liendres son los huevos depositados por los piojos, que se mantienen pegados al cabello.

 

foto de piojos

Foto de piojos cortesía de Shutterstock

 

Tener liendres no siempre significa que haya piojos en la cabeza del niños, pero podemos eliminar los piojos y seguir teniendo liendres pegadas al pelo, que en poco tiempo se convertirán en piojos, lo que hace que se prolongue el problema. Por lo que es importante atacar a piojos y liendres.

Es importante revisar a los niños regularmente, porque al principio no hay ningún síntoma y no sabemos que los niños tienen piojos. El picor es un síntoma que puede tardar meses en aparecer.

Según la información facilitada por el colegio, la mayoría de las personas sólo se dan cuenta que tienen piojos cuando se inicia la picazón, pero para entonces han tenido piojos en la cabeza durante dos o tres meses sin saberlo.

Entre las recomendaciones que nos dan para evitar piojos nos aconsejan revisar a nuestros hijos con regularidad y peinarlos con una liendrera al menos una vez a la semana.

Si encontramos algún piojo o liendre al revisar a los niños, debemos revisar a todas las personas del hogar, para evitar futuros contagios.

Tratar a todas las personas que tengan piojos vivos, es decir que se muevan, con una loción o champú especial y para ello se recomienda consultar al farmacéutico.

Lava peines y cepillos de pelo, y evita compartir hasta que hayan desaparecido los piojos y liendres por completo. Igualmente, lavar la ropa de cama, ropa, sombreros, toallas del niño con agua caliente.

Podemos usar champús repelentes de piojos o añadir remedios naturales al champú de nuestros hijos, como el aceite de árbol de té, romero y aceite de lavanda, para evitar que los niños se contagien con piojos.

¿Qué recomiendas para evitar piojos?




Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *