criterios elegir colegio

Elegir un colegio para tus hijos




Cuando llega el momento de elegir un colegio para los hijos, la ansiedad y el estrés se apodera de los padres. Es una decisión que no puede tomarse a la ligera, tenemos que pensar que será ese centro el que asiente las bases de la educación de nuestros hijos y el que comience a inculcarle valores, algo que llevará consigo durante el resto de su vida. Es por esto que hay que tomarse el tiempo que sea necesario para elegir bien, no hay que precipitarse. A continuación mostramos algunos consejos para ayudar a aquellos que se encuentren en esta situación.

Consejos para elegir un colegio para tus hijos:

  • Proyecto educativo: Es esencial saber que método de aprendizaje usa el centro en cuestión y que perfil de alumno esperan conseguir. Este concepto abarca muchos ámbitos, uno de los más recurrentes hoy en día es el de los idiomas (Si el colegio es bilingüe, si dedican suficientes horas a las asignaturas en otras lenguas…). También hay que considerar las actividades especiales que se llevan a cabo en el colegio (teatro, arte, talleres, gimnasia…)
  • Ubicación: Ya no es solo por comodidad, la distancia al colegio es un aspecto más importante de lo que creemos. Debemos tener claro si vamos a ser nosotros los encargados de recoger a los niños, en cuyo caso el horario del colegio tendrá que ser compatible con la jornada laboral o si por el contrario nos interesa que el centro disponga de autobuses privados para llevar a los alumnos a sus casas.
  • Comedor: Hay veces que este paso se relaciona con el anterior, ya que algunos padres prefieren que sus hijos coman en casa por lo que necesitan que el colegio este cerca de su vivienda. Por otra parte, los que se inclinan por que los niños coman en la escuela, tendrán que saber que menús se sirven, si la dieta es adecuada para la edad de los alumnos, si disponen de opciones para los que tienen alergias especiales…
  • Instalaciones: Lo normal al elegir un colegio, es que nos ofrezcan una visita guiada por el edificio. Suponiendo que el centro esté en buenas condiciones, habrá que fijarse en las herramientas de las que dispone. Ordenadores, pizarras, instrumental de ciencias… los niños van a aprender con esos materiales así que debemos asegurarnos de que se encuentran en buenas condiciones y no están obsoletos.
  • Actividades extraescolares: Son un buen complemento a la educación obligatoria. Puede tratarse de un deporte o de otra actividad cultural, pero es interesante que los niños se acostumbren a aprovechar el tiempo después de las clases. Aprenderán a la vez que se relacionaran con más alumnos.
  • El precio: El último punto pero no por ello menos importante. Es vital saber lo que nos va a costar el colegio y asegurarnos de que tenemos un sueldo con el que vamos a poder financiarlo a largo plazo. Para los hijos es muy duro tener que cambiar de colegio, sobre todo cuando se van haciendo mayores y ya han afianzado sus relaciones con otros alumnos y profesores, por lo que conviene saber que será un gasto asequible para nosotros. Evidentemente, no todos los meses son iguales y puede haber alguno en el que vayamos más justos por cualquier imprevisto, pero para eso existen empresas empresas como Sucredito.es, que a través de sus préstamos rápidos te aportan la liquidez que necesitas para que no tengas que preocuparte por nada y menos aún, de algo tan importante como la educación de tus hijos.

Debemos ser conscientes de que no existen, en general, colegios perfectos si no que cada niño necesita unas condiciones especiales y son los padres los que deben saber interpretar en que colegio pueden desarrollarse mejor y cual se adecua más a ellos.

¿Compartes algún consejo para elegir un colegio?

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!




Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *