niña enfadada

15 consejos útiles para entender la psicología infantil




 

Como madre o padre, la comprensión de nuestro hijo es algo que comienza en cuanto nace. Esta es sin duda una de las cosas más esenciales que debemos aprender como padres responsables. Desde los dolores de dentición a los cólicos insoportables, y por supuesto, los problemas posteriores en la adolescencia. Tu hijo tiene su propia personalidad única que se mantiene constante durante toda su vida. El objetivo será entender esta personalidad y trabajar alrededor de ella, y no tratar de cambiarlo por completo. No hay ningún manual que nos diga cómo criar a nuestro hijo.

¿Qué es la psicología infantil?

La psicología infantil abarca muchas factores y características. Esta rama de la psicología especializada se centra en los procesos psicológicos de los niños desde el nacimiento hasta la adolescencia.

La comprensión de la psicología de un niño es la clave para descifrar los deseos y necesidades de nuestro hijo. Como madre, habrá muchos casos en los que difiramos con la opinión de nuestro hijo. Esto a menudo puede dar pie a momentos desagradables. Esto no te hará un mejor padre o madre, sino que también fortalecerá el vínculo que compartes con tu hijo.

Diferentes contextos de la psicología infantil:

Debes pensar que sólo los factores externos influyen en el crecimiento de un niño, cómo las características personales y la genética. Sin embargo, el desarrollo implica más que eso. El escenario cultural y las relaciones sociales también juegan un papel clave. Estos son los principales contextos que debes tener en cuenta en el análisis de la psicología del niño:

  1. Contexto social:

Es la relación con los adultos y los compañeros. Tienen un efecto sobre la forma en que nuestro hijo piensa, percibe y se desarrolla. El ambiente en el colegio y la familia hacen un parte importante del contexto social.

  1. Contexto cultural:

La cultura en la que vive el niño y su conjunto de costumbres, valores ideas y la forma de vida influyen en el desarrollo. La cultura también desempeña un factor clave sobre el comportamiento de los niños con los padres, la educación que reciben y el tipo de atención.

  1. Contexto socioeconómico:

La clase social también juega un papel importante en el desarrollo del niño. El estatus socioeconómico depende de varios factores como la educación de los padres, la situación económica en que se encuentran y el trabajo que tienen. Los niños que se crían en un contexto socioeconómico alto tendrán un mayor alcance a diversas oportunidades, mientras que los niños que se desarrollan en un entorno de bajos recursos tendrán menos alcance a factores cómo la nutrición, la educación o la sanidad. Estos factores tendrán un mayor impacto en la psicología del niño.

Recuerda, si un niño tiene menos oportunidades debido a un estatus socioeconómico bajo pero tiene una influencia cultural y unas relaciones fuertes, se corregirá el desequilibrio.

Se espera de los padres paciencia para tratar de entender los requerimientos de nuestro hijo. Los siguientes consejos pueden ayudarte a crear una relación de amistad con tu hijo mientras que lo comprenderás mejor:

  1. Respeto

Una de las mejores maneras de entender la psicología de nuestro hijo es observar sus actividades. Esto te ayudará a saber la forma en que él o ella juega, come, dibuja, duerme, se comunica con los demás, etc. Observa si tu hijo es capaz de adaptarse a los cambios con facilidad o necesita un tiempo para asentarse. No todos los niños tienen rasgos similares, ya que tienden a diferir en la personalidad. Recuerda que tu hijo va a tener una personalidad única.

 

  1. Distingue tu papel como padre y como amigo

Es necesario aclarar tu papel como padre y como amigo mediante el establecimiento de unos límites. Tienes que ser un buen amigo suyo, y alentar a tu hijo a tener una interacción agradable contigo. No hagas el rol de padre cuando tengas una conversación amistosa con él. En su lugar, ofrécele un buen criterio de amigo, sin culpar a tu hijo por cualquier error que haya cometido. Esto es importante porque cuando se piensa como padre, se tiende a ser diferente.

Asegúrate de que no se eche a perder tu hijo, pero ofrécele el espacio suficiente para que vea por sí mismo las consecuencias de un mal acto.

 

  1. Pasa tiempo con tu hijo

Cuando pasas menos tiempo con tu hijo, no tendrás una relación más profunda pasado el tiempo. Tienes que pasar más tiempo con él y conseguir involucrarte en su vida, cómo conocer a sus amigos. Esto hará que se sienta cómodo hablando sobre sus problemas abiertamente contigo. Si tienes una agenda muy apretada una reunión importante, déjala durante unos minutos y haz saber a tu hijo que estás ahí.

  1. Enseña a tu hijo a ser responsable

Como padre, tienes que enseñarle a asumir responsabilidades. Esto le ayudará en un futuro. Si a tu hijo se le cae la leche de la taza, anímalo para que lo recoja el sólo y alábalo por ser responsable. Si tu hijo recoge la habitación después de acabar de jugar con sus juguetes, hazle saber que estás orgulloso de él. Anima a tu hijo a darse cuenta de sus responsabilidades y de ser independiente.

  1. Escucha a tu niño

Los niños esperan que sus padres le tomen en serio y escuchen lo que dicen.

  • Escucha a tu hijo sin ser crítico
  • Entiende su punto de vista y el razonamiento
  • Si no estás de acuerdo con algo, háblale de tus preocupaciones
  • Apóyale y anímale. Si es necesario, dile lo que hizo mal pero recuérdale el cariño que tienes por él
  1. Infunde confianza

Como padre, eres el primer apoyo.

  • Si tu hijo ha ido por primera vez a la escuela, pregúntale cómo le fue y que hizo
  • Pregúntale cómo era el profesor y de sus nuevos compañeros

Hacer amigos de inmediato no es fácil, pero mejorando su confianza, podrá hacer frente a un nuevo día y con más optimismo.

  1. Pide la opinión de tu hijo en las decisiones familiares

Los niños se sienten realmente importantes si se les da la oportunidad de ser parte de cualquier toma de decisiones. Esto los hace más responsables, y te sorprenderás de la madurez que realmente tiene.

  • Si estás pensado en mudarte de casa o cambiar las habitaciones, pídele la opinión a tu hijo y escucha lo que te dice.
  • Entiende la idea de tu hijo en vez de juzgar los posibles errores que ves en lo que dice.
  • Esto le dará confianza a tu hijo para hablar sobre las decisiones en las cosas más pequeñas y más grandes
  • Esto le ayudará a tomar buenas decisiones, mientras que va creciendo
  1. Mantente informado sobre los intereses de tu hijo

Además de supervisar el desarrollo de tu hijo, infórmate sobre sus gustos, y ten en cuenta que cambiarán a medida que vaya creciendo.

  • Habla con tu hijo para saber quién le gusta de la escuela, que deportista le gusta más, su programa favorito, etc.
  • Llévalo a ver un partido de su equipo favorito. Te ayudará en la creación de vínculo con él. También lo entenderás mejor.
  1. Mantén tus promesas

Del mismo modo que enseñas a tu hijo a no romper una promesa, tú también te lo debes aplicar.

  • Ya se trate de un viaje a la playa o un paseo por el supermercado, asegúrate de mantener tu promesa. Esto animará a tu hijo a ser honesto.
  1. Dales espacio

Esto es algo que los padres nos cuesta entender. Cada niño necesita su propio espacio.

  • No interrumpas la vida de tu hijo por ser un padre hiperactivo
  • Permítele disfrutar del ocio que más le guste, pero siempre estando ahí para lo que necesite y guiarle
  1. Haz preguntas pequeñas

Cuando interactúas con tu hijo debes recordar toda la información sobre él o ella.

  • Esto te ayudará a entender la psicología de tu hijo e hilar conceptos
  • Cuando te pregunten algo, te será más fácil responderle y compartir tus sentimientos
  • Te ayudará también a saber si tu hijo tiene algún problema en la escuela, cómo el bullying, etc.
  1. Deja tu niño sea un niño

Tu hijo después de todo, es un niño.

  • Si comete un error, que aprenda de ello
  • Que no tenga demasiadas expectativas
  • Decirle de una manera suave que tenga cuidado, en lugar de prohibir una actividad en su conjunto
  1. Deja que tu hijo tome su tiempo en desarrollar sus habilidades sociales

Algunos niños son muy buenos y agradables con los demás, mientras que otros son totalmente lo contrario.

  • Algunos niños desarrollan las habilidades sociales a una edad temprana, mientras que algunos no las desarrollan hasta cierta edad.
  • Instruye a tu hijo en desarrollo de las habilidades sociales, pero siempre de una manera suave. Recuerda que no debes obligarlo porque se lo podría tomar de una manera negativa.
  1. Comprende los miedos de tu hijo

Cuando tu hijo esté preocupado acerca de algún tema, no lo etiquetes cómo miedoso.

Trata de averiguar el verdadero problema que le está molestando.

Ayúdale a superar el miedo a través de una exploración interna y así, podrás averiguar el factor que induce al miedo.

Incluso si tu niño no es capaz de expresar las razones detrás del miedo, puedes tratar de manifestar la verdadera razón de su miedo interno.

  1. Se flexible

Es bueno establecer algunas reglas y seguirlas

Puedes cambiar algunas reglas y asegurarte de que tu niño se quede feliz y así, hacerle saber que su felicidad significa mucho para ti.

Sobre mí, soy Marta Gómez Neco y farmacéutica de día en Rivera Farmacia y por la noche soy blogguera!

 

 

Marta Gomez Neco

About Marta Gomez Neco

Mi nombre es Marta Gómez Neco y soy farmacéutica de día y blogguera de noche. Actualmente estoy cursando un grado de psicopedagogía porque mis ansias de saber no tienen límites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *