propósitos nuevo año

¿Deberían los niños tener propósitos para el nuevo año?

 

 

Hacer una lista de propósitos para el nuevo año es algo que muchos padres y madres solemos hacer por estas fechas. Sin embargo, me ha surgido la duda de si ¿deberían los niños tener propósitos para el nuevo año?

Según la psicóloga Rachel Busman explica en un artículo para la revista Working Mother, el establecimiento de metas en los niños es muy positivo, porque al lograr sus objetivos se refuerza su autoestima.

Sin embargo, la iniciativa debe venir de nuestros hijos, porque lo principal es sean objetivos que nuestros que quieran conseguir y no impuestos por nosotros. Además que sean alcanzables y que éstos se expresen siempre en positivo, lo cual es válido para nuestros propios propósitos también.

Si nuestros hijos quieren hacer una lista de objetivos para el nuevo año, podemos apoyarlos con la formulación de buenos propósitos. La doctora Busman nos plantea algunas claves:

  1. Plantear metas específicas: ayudándoles a llegar a objetivos detallados, en lugar de hacer un propósito como “estar sano” llevarlo a acciones concretas que desean hacer, por ejemplo comer dos piezas de fruta más al día y hacer deporte 3 veces por semana.
  2. Seguimiento del progreso: apoyar a los niños a estar motivados. Sugiere el uso de una tabla con los nombres de tus hijos y lo que están trabajando. “Colocar pegatinas en el gráfico cuando se lean un libro para aquellos que quieran leer más “.
  3. Trabajar juntos: el trabajo en equipo puede ser especialmente útil y para ello nos propone establecer metas familiares, como una noche de cine familiar a la semana, y luego poner los diferentes miembros de la familia a cargo para asegurar que se cumplan los propósitos.
  4. Ser realista: si un objetivo no se basa en la realidad, se puede llegar a una experiencia amarga e inalcanzable para el niño, que tendría el efecto contrario de reforzar el autoestima de nuestros hijos. “Ayuda a que tus hijos escojan metas dentro de su capacidad”, sugiere la Dr. Busman, al igual que la mejora de un 6 a un 7  y no a un 10, o llegar a la cama a una hora determinada, al menos, cuatro noches a la semana.

Creo que con estos consejos podemos ayudar a nuestros hijos a conseguir lo que se propongan y también debemos inculcarles que no deben tener miedo a reformular sus propósitos sin sentirse fracasados.

¿Tienen tus niños propósitos para este nuevo año?

Quizás te interese leer: 10 Propósitos para el 2016 que todos los padres y madres deberíamos tener.

 

 

Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *