Exceso de deberes niños

Síndrome post-vacacional, crees que los niños pueden padecerlo




 

Pasada la segunda quincena de septiembre toca hacer balance de la Vuelta al cole toca hacer un repaso de cómo va la adaptación a la rutina…

A veces estamos tan cansado que no tenemos tiempo de ponernos a pensar en esto, en los adultos se habla mucho del síndrome post-vacacional, que es algo relativamente reciente.

Los síntomas son principalmente: tristeza, apatía, insomnio, fatiga, aumento o disminución del apetito, irritabilidad y, en general, una marcada disminución de las capacidades y/o defensas para combatir el estrés laboral o académico. Entre los consejos para evitar síndrome post-vacacional de la Dra. Blanca Bueno psicóloga del Centro Médico Teknon es recomendable la práctica de aficiones o actividades durante el fin de semana, rompiendo así la rutina y también asegurar un tiempo para el descanso, durante las primeras semanas.

Otros consejos para poder superar el síndrome post-Vacacional con éxito en la vuelta al cole

• Evitar sobrecargarnos con multitareas centrarnos en una cosa a la vez. Sandra Chapman, autora de “Make Your Brain Smarter”, asegura que el monotasking incrementa la creatividad de nuestro cerebro, su energía y la concentración. Aconseja que le demos a nuestro cerebro un poco de tiempo de inactividad para ser más productivos. Así que tras realizar tareas desafiantes mentalmente, toma un descanso de al menos tres minutos antes de la siguiente tarea.

Posponer los propósitos para hasta que nos sintamos con fuerza, no es el mejor momento para empezar un régimen después de los excesos del verano o empezar un nueva rutina de ejercicios exigente, esto sólo puede hacernos sentir más agobiados, es mejor esperar a sentir que tenemos todo más controlado.

Delega algunas labores o pequetareas en tus hijos, ellos pueden ir colaborando con pequeñas cosas, como recoger sus juguetes, colocar la ropa sucia y ordenar su habitación, si no lo hacen es un buen momento para empezar.

Y los niños…¿Sufren nuestros hijos de síndrome post-vacacional? Beatriz Blanca, psicóloga infantil dedicada al asesoramiento individual a padres y madres, y a la orientación para el manejo del comportamiento en el aula nos explicaba que podemos estar tranquilos porque los niños no sufren de síndrome post-vacacional, sino que van a experimentar el fin de las vacaciones de la forma más adaptativa posible, siempre que los adultos planifiquemos los cambios y mostremos una actitud de aceptación ante el nuevo curso.

¿Cómo podemos hacer esto los padres y madres? Esta experta nos explica que debemos plantearnos la vuelta al cole como una experiencia que nos proporcionará momentos de satisfacción y disfrute, y momentos de frustración o enfado. Esperar un proceso de aprendizaje lineal, o un curso sin incidentes o decisiones difíciles que tomar no sería realista.

Debemos transmitir a nuestros hijos una actitud positiva y en ocasiones reservarnos algunas opiniones que hacen que los niños vean ir al colegio como un sacrificio que se nos impone, como un interés del colegio por fastidiarnos y hacer que cumplamos “con mil y una obligaciones”. Así, expresiones como “¿Crees que a mi no me gustaría dormir más rato?”, “¿Tu profesora cree que sólo queremos hacer deberes en casa?” o “¡Qué insistentes son en el colegio con la puntualidad!” les indican que al madrugar, cumplir horarios y hacer los deberes estamos perdiendo privilegios más interesantes como son dormir hasta tarde, no tener responsabilidades y elegir lo que queremos hacer durante el día.

Tres consejos para que los niños se adapten mejor:

  • Descanso: si aún no habéis establecido las horas de sueño necesarias para el curso, estáis a tiempo de ajustar los horarios. Para adelantar la hora de ir a dormir vamos a fijarnos como objetivo 5 minutos: cada día iremos a dormir 5 minutos antes, hasta recuperar la diferencia de tiempo que supone madrugar.
  • Repaso: se recomienda repasar los contenidos académicos del año pasado que sean útiles para el nuevo curso. También debemos revisar con ellos las habilidades necesarias para relacionarse con los compañeros, y las normas básicas de comportamiento en clase.
  • Disfrute: los meses de colegio no deben ser opuestos a los meses de vacaciones en cuanto al tiempo de ocio compartido. Si las ocasiones son menos, debemos planificar las actividades agradables con antelación, para asegurarnos de que tienen lugar a diario.

Y tus hijos, ¿cómo llevan la vuelta al cole? ¿Crees que los niños sufren de síndrome post-vacacional?

¿Compartes algún consejo para adaptarnos mejor a la rutina?




Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *