criar hijos en dinamarca

Confesiones de una madre sobre criar hijos en Dinamarca

Hace poco contaba 7 curiosidades de tener y vivir con hijos en Holanda que he descubierto durante el tiempo que tengo viviendo aquí, como que los bebés nacen en casa, las madres cuentan con una enfermera durante el post-parto en casa, multan a los padres cuando sus hijos faltan al colegio y algunas más…

En el artículo de Time How to Parent Like a Dane una madre cuenta aspectos de criar hijos en Dinamarca que no conocía y me parecieron muy interesantes sus reflexiones, porque en este país considerado como uno de los de mayor índice de felicidad según The World Happiness Report, hay cosas que se hacen de forma muy distinta.

Primero explica que al mudarse a Dinamarca habían descartaron la idea de llevar a su hijo pequeño a una guardería, ya que ella no pensaba trabajar fuera de casa y esto desconcertó a las personas encargadas de su traslado. El punto de vista de su agente era que las madres necesitan tiempo para ellas, y le puso como ejemplo la explicación que da la tripulación de los aviones antes de despegar “las madres primero deben colocarse sus máscaras de oxígeno antes de las de sus hijos, porque sólo después de que ellas pueden respirar están en condiciones de ayudar a sus peques ¿Sabes por qué? Porque si la madre no recibe la oportunidad de respirar, los niños no pueden respirar, tampoco.”

La idea de tener “ayuda” para criar a su hijo le resultaba rara, pero las guarderías ofrecen un programa sólo de la mañana y se animó a aceptar este aspecto de la cultura danesa que no sólo no le juzga a las madres por llevar a su hijo a centro infantil, sino que además las presiona para hacerlo, incluso el gobierno financia a todas las familias. Finalmente le pareció fantástico tener mañanas para ella y afirma que “esta fue la lección más dura que he aprendido en los países escandinavos: Tengo que respirar para que mi niño pueda respirar, también.”

Según esta madre en Dinamarca, el exceso de elección resulta confuso o innecesario según explica esta madre expatriada, todos los niños comen los mismo todos los días, todos lleva el mismo bocadillo de pan de centeno, zanahorias y manzanas. Las zanahorias las llevan recientemente sacados de la tierra, sin pelar y las manzanas igual, nada de comidas estilo Pinterest para los peques y comen muy bien todos.

Esta es sin duda una de los aspectos que más me ha gustado leer y tiene que ver con la conciliación. Ella explica que si en Estados Unidos sales de trabajar a tu hora es como si estuvieses haciendo algo malo, curiosamente de esto nos quejamos muchos en España. Sin embargo, en Dinamarca a las 16:00h en punto las oficinas se quedan vacías, todo el mundo sale a recoger a sus niños y van a casa a cocinar la cena en familia, algo que ellos llaman “hygge” y que según explica es una palabra sin traducción exacta al inglés, que viene a significar crear un ambiente cálido y disfrutar de las cosas buenas de la vida con buena gente, los amigos y familiares son “hygge”. No hay nada más hygge que sentarse alrededor de una mesa, hablando de las cosas grandes y pequeñas en la vida. Las familias danesas hacen de la cene el mejor momento del día!

Sin duda, a mi me han servido mucho sus puntos de vista para reflexionar especialmente sobre este último, a veces tenemos tantas prisas o estamos tan agotados del día, que la cena deja de ser un rato especial en familia…

¿Qué opinas?

Fuente foto: Visit Denmark.

Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *