cuna bebe convertida en cama infantil

¿Cuál es la mejor edad para cambiar de cuna a cama?

 

 

La transición de la cuna a la cama es una gran paso que debemos hacer bien y la gran duda que surge es cuál es la mejor edad para cambiar de la cuna a la cama a nuestros hijos.

En la charla-coloquio que organizamos con la psicóloga infantil Rosa Jové sobre Crianza Feliz y Rabietas, nos explicó que “no hay un día y una hora para que los niños hagan cosas como hablar, caminar, ni dormir”.

Heather Turgeon experta en sueño infantil y co-autora del libro “The Happy Sleeper: The Science-Backed Guide to Helping Your Baby Get a Good Night’s Sleep-Newborn t o School Age” afirma que la mayoría de los niños están listos para cambiar de la cuna a la cama a los 3 años. En esta edad son capaces de asumirlo como un cambio emocionante.

Sin embargo, son muchos los padres y madres que intentan dar este paso a la cama antes porque los bebés empiezan a salirse de la cuna y les preocupa su seguridad. En otras ocasiones se decide hacer el cambio, porque se necesita la cuna para un nuevo bebé. El problema es en muchas ocasiones no contamos con el niño o niña esté preparado para dormir en una cama durante toda la noche y esto hace que sea más difícil de conseguir.

Turgen asegura que a los 3 años la mayoría de los más peques controlan mejor sus impulsos, lo que les hace más fácil permanecer en la cama, porque entienden la idea de que es un lugar acogedor para dormir durante toda la noche.

Esta experta aconseja hacer la transición muy clara para el peque quitando la cuna de la habitación, en lugar de tener tanto la cama y la cuna durante un tiempo. Afirma que esto hace que sea confuso para el niño pequeño.

Es importante tener un quitamiedos o una barandilla de seguridad para que nuestros hijos se sientan seguros al hacer el cambio.

Igualmente es fundamental involucrar al niño o niña en la transición, hacerlo partícipe y que pueda elegir su ropa de cama, cojines y peluches que con los que quiere decorar su cama, así le hará más ilusión y se sentirá más familiarizado con ella.

Algo que también ayuda mucho a los niños a dormir tranquilos en su nueva cama es que se les acompañe al acostarlos y se les lea un cuento, hasta que consiguen relajarse. De esta forma podrán conciliar mejor el sueño al sentirse acompañados, hasta que se acostumbran.

Por último, ten en cuenta que el dejar la cuna es un gran paso y se aconseja que se haga en un momento en el que no estén ocurriendo nuevas situaciones que influyan en la rutina habitual de tu hijo o hija. Algunas veces pensamos que si cambiamos de casa la mudanza es el mejor momento para dejar la cuna y esto hace que a veces se sumen muchos cambios para que el peque los gestione bien. Por lo que, hay que darle tiempo para que se adapte y se sienta de nuevo seguro en su nuevo hogar.

Recuerdo que con mi primer hijo el cambio nos resultó un poco más complicado y cuando ya estábamos a punto de darnos por vencidos lo hizo, como de un día para otro y es que los niñ@s son así, siempre nos sorprenden! Así que paciencia si estás pasando por esta etapa…

¿Tienes algún truco para hacer más fácil el cambio de la cuna a la cama?¿A qué edad dejó tu hij@ la cuna?

10 originales camas infantiles que harían más fácil el cambio de cuna a cama.

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!

 

 

Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *