padre madre e hijo

10 cosas que todo padre y madre debe dejar ir ahora mismo para ser más felices





 

Hace poco he compartido un artículo sobre 15 cosas que debemos decirle a nuestros hij@s con más frecuencia y hoy he encontrado nuevamente en Mom.me algo que me gustaría compartir, 10 cosas que todo padre y madre debe dejar ir ahora mismo.

Tenemos la idea de que para ser un buen padre o madre, necesitamos más de todo, más tiempo, más paciencia, más recursos, más conocimientos. Tenemos la sensación de que nos quedamos cortos…Sin embargo, este artículo nos invita a reflexionar si es que tal vez el esfuerzo para ser un mejor padre o madre es lo que hace nos sintamos así, es decir que mientras más nos esforzamos por ser perfectos, sentimos que damos menos. Tal vez ya tenemos todo lo que necesitamos, y hay ciertas cosas que todos pudiéramos dejar ir para sentirnos más felices:

1. La culpa: los padres y madres somos especialistas en sentirnos culpables, especialmente las madres, si trabajamos fuera de casa nos sentimos culpables y si dejamos de hacerlo para estar con nuestros hijos también. Nos sentimos culpables por muchas razones, algunas veces incluso no son razones reales, sólo están en nuestra mente. Nos sentimos culpables por sentirnos culpables, porque sabemos que no es bueno sentirnos culpables, es un ciclo que no tiene fin. La crianza viene con decisiones difíciles y muchos sacrificios, debemos aceptarlo como es y elegir lo que estamos dispuest@s a sacrificar, dejando de lado la culpa para ser más feliz.

2. Cómo “debería” ser tu vida: tenemos estos ideales y expectativas de cómo se supone que deben ser nuestras vidas y la vida rara vez es exactamente lo que nos imaginábamos. Tan pronto como empecemos a ver las cosas de la forma en que son, no como deben ser o serían o podrían ser, más apreciaremos cada etapa de la crianza de nuestros hijos.

3. Cómo “debería” ser nuestro hijo: el comparar a nuestros hijos con otros o entre ellos mismos, debería ser más simpático o debería ser menos agresivo, no cambia la forma en que realmente son. Si podemos aceptar a nuestros hijos como son, entonces podemos apreciar que son únicos y creo que si cambiamos sus defectos, también cambiamos lo que los hace especiales.

4. Cómo “debería” ser yo como padre o madre: una madre debería saber quitar todas manchas o todo padre debería saber bricolaje. Tenemos patrones de lo que hemos visto en casa de cómo deberíamos ser cuando tengamos hijos o cómo debería ser nuestra pareja, que genera más presión y tensión. Debemos dejar las comparaciones y aceptar que somos los mejores padres y madres que podemos ser.

5. La necesidad de estar en control: en cuanto llega una nueva vida a este mundo, es dolorosamente aceptar que podemos controlar muy poco…Debemos ser flexibles y adaptarnos a las situaciones que nos brinda el día a día.

6. Errores de crianza: “he dicho algo desagradable delante de mi hijo, y ahora probablemente va a crecer y ser una persona desagradable”. Cambiar estos pensamientos por otros menos negativos, pensar que los errores se van o asumir los errores frente a nuestros hijos, “no ha estado bien decir eso”. Debemos empezar cada día tranquilos y perdonarnos a nosotros mismos e intentar hacerlo mejor la próxima vez.

7. Viejos patrones y hábitos: gran parte de nuestra forma de ser viene dada por nuestra infancia y como se comportaban nuestros padres, como hablaban, como castigaban, como nos querían… Aprendemos hábitos y condicionamientos mucho antes de que sabemos que lo que estábamos haciendo. A veces, no siempre, tenemos que desentrañarnos de un condicionamiento inconsciente, teniendo un poco de conciencia de por qué hacemos las cosas que hacemos. Tenemos que dejar de lado nuestros complicados y dolorosos recuerdos de la infancia. De lo contrario nunca seremos los padres que queremos ser.

8. Las distracciones: cuanto más nos desprendemos de nuestras distracciones, más disfrutamos nuestra vida real. Cualquier cosa que aleja nuestra atención del momento presente. Cuanto más nos desprendemos de nuestras distracciones más vivimos el presente con nuestros hijos.

9. Preocupación compulsiva: esto es algo no es productivo, no nos ayuda a nosotros ni a nuestros hijos. Transmitir a nuestros hijos preocupaciones sólo les genera culpa y miedo. Es normal preocuparnos, pero es sin duda no nos convierte en mejores padres ni madres.

10. Las luchas de poder: debemos elegir las batallas que queremos luchar y soltar, ser flexibles y dejar que nuestros hijos aprendan de sus errores, ya que estos también generan aprendizaje. Nuestra identidad como padres o madres se mantendrá en constante evolución, y nuestros apegos a cada etapa sólo hará más difícil dejar que nuestros hijos avancen.

Añadirías alguna cosa que deberíamos dejar ir para ser padres y madres más felices.

Fuente: 10 Things Every Parent Needs to Let Go of Right Now.




Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

One comment on “10 cosas que todo padre y madre debe dejar ir ahora mismo para ser más felices

  1. José Luis L dice:

    Salvo la mala redacción o traducción, muy buen texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *