¿Cuáles son los regalos más adecuados para los niños?




juguetes niños

Para las ocasiones señaladas como los cumpleaños, las fiestas de navidad, visitas a familiares intentamos buscar el regalo más original que nos ofrece el mercado, dejando que la publicidad decida por nosotros lo que es más conveniente para los niños de nuestro entorno más cercano.

Sin embargo, a la hora de elegir un regalo, debemos hacernos algunas preguntas que nos orientarán hacia una decisión más acertada del juguete en cuestión que queramos ofrecer.

En primer lugar y antes que nada, no podemos caer en el error de comprar un producto cuyo deseo del niño resida en un mero capricho puesto que nos enfrentamos a una situación en la que este juguete será, probablemente, descartado muy rápidamente por él. Los psicólogos infantiles de este centro de Madrid nos recomiendan decantarnos por productos educativos y dinámicos que incentiven al niño a que juegue en grupo, con lo que la familia entera y los amigos se verán involucrados en esa dinámica saludable.

En segundo lugar, en contra de lo que mucha gente suele pensar, no es necesario gastarse un dineral en un juguete, con el que pensamos que vamos a satisfacer a un niño. Si los observamos detenidamente, muchas veces sólo les hacen falta dos hilos y un pedazo de cartón para poner en marcha su imaginación y pasar horas jugando. Con ello queremos decir, que el presupuesto de una familia no tiene un impacto directo en el desarrollo a través del juego del niño.

Simplemente, deberemos elegir, como señalamos en el anterior párrafo, el producto que más se adapte a las necesidades reales de juego del niño.

En tercer lugar, con lo anterior, no queremos decir que los regalos que no sean beneficiosos tengan que evitarse siempre. Hay que regalarle este tipo de productos al niño de forma esporádica. No obstante, si el niño es muy caprichoso, una solución que podríamos proponer reside en que se le hagan cuatro regalos entre los cuales se incluya uno que se le antoje al niño. Con ello se luchará contra la decepción al mismo tiempo que el niño se abre a nuevos juegos que despierten su creatividad y colectividad.

Para terminar, nunca deberemos olvidar que para ser un buen progenitor, no basta con regalarle al niño lo que él quiera o piense necesitar. Por ello, deberemos preservar ese papel de educadores y dar a nuestros hijos o niños de nuestro entorno, los regalos que realmente les convienen para un buen desarrollo.




Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *