mama y bebe

¿Por qué las mamás quieren “comerse” a sus bebés?




Discovery News publicó un artículo sobre una investigación que muestra que para las mujeres, puede haber un mecanismo biológico detrás de la expresión “que bebé tan rico, me lo como”.

El estudio observó a dos grupos de mujeres, la mitad mujeres sin hijos y la otra mitad madres recientes, y utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI), midieron la actividad cerebral de las participantes al detectar olores. Los investigadores alimentaron el olfatómetro con el olor de los diferentes niños, recogidos en forma de camisetas interiores de algodón usados ​​por 18 recién nacidos.

Las mujeres no se les dijo lo que estaban oliendo en el experimento, y se les pidió que calificaran cuán suave, intenso y familiar cada olor era. Las mujeres de ambos grupos calificaron los olores bebé como débil, poco familiar y algo agradable. Pero las madres en general tuvieron una mayor actividad en una parte del cerebro vinculada a la recompensa.

El estudio encontró que el olor de un bebé recién nacido provoca un aumento de la dopamina para las nuevas mamás, una respuesta similar a la que tenemos cuando satisfacemos un antojo de comida. Los olores son parte de una red de señales de comunicación química entre madre e hijo, comenta el autor del estudio Johannes Frasnelli, investigador y profesor de la Universidad de Montreal.

“Lo que hemos demostrado por primera vez es que el olor de los recién nacidos, activa el circuito de recompensa neurológica en las madres” explicó Frasnelli en un comunicado. “Estos circuitos pueden ser activados especialmente cuando se come, sino también en un adicto al deseo de recibir su medicamento. Es de hecho el saciar de deseo.”

Fuente: Discovery “News Why Moms Want to ‘Gobble Up’ Cute Babies”




Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *