Idea para evitar que los niños se muerdan las uñas

 

 

Desde hace tiempo, mi hija se muerde las uñas e intentado diferentes opciones para evitarlo, desde hablar con ella hasta productos de farmacia, pero sin mucho éxito, porque al cabo de un tiempo volvía a morderse las uñas. Un hábito que me da miedo que con el tiempo sea más difícil de controlar.

Morderse las uñas es un acto compulsivo, que el niño realiza de forma inconsciente mi hija me responde a veces “es que no puedo parar de hacerlo”. Suele ser algo que hacen cuando siente tensión o incluso aburrimiento. Creo que es importante hacerles conscientes cuando lo hacen y tratar de que identifiquen lo que sienten en ese momento, aunque sean pequeños y les cueste ponerle nombre a la emoción que sienten, con el tiempo van expresando mejor sus sentimientos.

El problema está en que pasan horas en el colegio y no podemos estar presentes siempre que lo hacen, por esto he buscado diferentes opciones para estos momentos. El otro día encontré unas pegatinas que nos encantaron a las dos, que me parecen mejor que pintar las uñas de una niña tan pequeña y estamos probando con ellas a ver si así deja de morderse las uñas.

 

finger nail friends

 

La verdad es que me han sorprendido, porque duran más de lo que me esperaban puestas y son geniales, ella está feliz luciendo sus manos llenas de animalitos.

 

morderse las uñas niños

 

¿Tienes algún consejo para evitar que los niñ@s se muerdan las uñas?

 

 

Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

11 comments on «Idea para evitar que los niños se muerdan las uñas»

  1. alicia dice:

    Buenso dias me ha encantado el post ¿donde puedo encontrarlas? esperemos que este metodo funcione he probado tantossss jejeje

  2. Kutxipoo dice:

    Pues no. Yo desde bebé me chupaba el dedo, no quería chupetes y cuando ya vi que era muy mayor(sobre los 10, pero sólo lo hacia ya para dormirme) más que nada por toda la presión que ejercía mi familia lo dejé. Eso llevó a que me mordiera las uñas, sin siquiera darme cuenta de que lo empecé a hacer y empezaron de nuevo las presiones constantes y remedios de todo tipo, que no funcionaron nunca.

    Ahora tengo 30 años y sigo haciéndolo. Es mi manera de soltar las tensiones del día o de la vida y sigo sin entender porqué está mal. Lo único que se consigue con las presiones es hacer sentir mal al niño. Me siento más tranquila cuando me las muerdo( sigue siendo inconscientemente) pero a la vez tengo un sentimiento de culpabilidad por ello. Es la pescadilla que se muerde la cola. Además mejora en épocas de tranquilidad. Mientras he estado embarazada tenía las uñas preciosas, en cuanto ha nacido mi hijo no puedo parar de morderlas. Suelto tensión, nervios y preocupaciones de primerizas y estoy más serena para afrontar los nuevos retos que me esperan con él.

    Cuando quiera y pueda dejará de hacerlo, seguramente por temporadas. No es necesario hacerle creer que es algo malo. Los nervios tienen que salir de alguna forma, y esta no molestani hace mal a nadie.

    Esta es mi experiencia. Mi marido dejó de mordérselas a los 18 porque le prometieron un macbook y ya no ha vuelto. Supongo que también depende del grado de desestress que suponga el hábito o que simplemente sea vicio.

    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia.

      Siempre es bueno conocer de primera mano el punto de vista de la persona que se muerde las uñas.

      Un abrazo

      Daniela

  3. Verónica - Joyas de Comunión dice:

    Pues me parece una idea genial para las niñas, pero yo tengo niño!!! Y ponerle pegatinas en las uñas no le gusta nada de nada… :(

    1. Verónica, sí lo tienes más difícil con un chico, lo de las pegatinas y esmaltes no son buena idea. ¿Has probado alguna otra cosa?

  4. Bueno, mi hija se las come también, ni con pegatinas ni con el esmalte este de la farmacia que sabe fatal… un desastre!

    1. Eli ¿qué edad tiene tu hija? La mía 7 y no recuerdo cortarle las uñas de las manos desde hace 3 años por lo menos. Mi hijo de 10 años se las come, pero no igual. Ella ya tiene alguna pequeña herida. Es difícil que dejen el hábito.

  5. Reina dice:

    donde las encontraste? en alguna farmacia? Mi hija esta igual!!!

  6. Podéis probar a premiar un determinado tiempo sin comérselas, por ejemplo 10 minutos (nunca más tiempo del que pueden aguantar al prinicipio). Así, cada 10 minutos sin comerse las uñas pueden ganar un minuto extra de televisión o de su juego favorito. Los minutos ganados deben estar muy a la vista, por ejemplo en un reloj de cartulina elaborado para esto, y se disfrutan en el día.

    La idea es aumentar poco a poco el tiempo que se pide para ganar el minuto extra 😉

    1. Suena como un buen método, gracias por compartirlo Beatriz.

  7. Fabiola dice:

    Yo tambien estoy en esa lucha con mi niña de 7 años. Si bien es cierto como
    mencionan q es parte de estres y preocupaciones.. Intento canalizar esas ansias de mi niña de una manera mas sana emocionalmente, como platicando para saber q le acongoja y mas higienica sobretodo.
    Conoci un caso de una astillita de uña q se quedo entre la encia y el diente y causo una lesion y una infeccion terrible.
    Me encanto la idea de los minutos la voy a poner en practica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *