peleas de hermanos

Causas de las peleas entre hermanos y papel de los padres




Elizabeth Fodor investigadora, escritora y Presidenta de la Association for Childhood Education International en España, ha colaborado con Papás e hijos 2.0 sobre la causa de las peleas entre hermanos.

Según esta experta, las peleas entre hermanos se pueden considerar como algo “normal siempre y cuando no suceda más de cinco o como mucho siete ocasiones al día y no todos los días”.

Surgen porque el niño siempre desea el juguete del otro, en caso de no llegar a un acuerdo entre ellos en un tiempo determinado hay que acercarse diciendo: “qué juego tan bonito que estáis armando pero veo que no estáis conforme con ello. Este coche que tienes tú es ideal para ir al campo pero el de tu hermano puede llevar los animales, frutas, vegetales…(cualquier cosa que tengas a mano y lo colocas entre los dos. Ahora sí es importante que el material que pongas sean de una sola especie: animales o vegetales o comiditas… y abundante para que puedan disponer los dos con facilidad) Por otro lado con una cinta adhesiva haz una carretera para que vean que el juego juntos es creativo y más divertido que jugar solo. Si algo es ocurrente y divertido ellos cambian muy rápido, su actitud es muy dúctil. Si es necesario puedes compartir el juego unos minutos con ellos para aportar ideas interesantes y verás con la rapidez que cambia el ambiente.

Elizabeth nos aconseja tener localizados algunos juguetes de “emergencia” para echarles mano cuando los necesites. En caso de persistir el berrinche, les expliquemos todas las ventajas que tienen jugar juntos y decirles: “Veo que no estáis de acuerdo entonces cada uno con un juguete o si hay un solo juguete agregar otro que sea interesante para uno de los niños y tiene que quedar muy claro que hay solo dos opciones. O se comparte el juego para crear uno nuevo para que la diversión sea mayor o cada uno tiene derecho a tener su juguete y jugar como quiera. Respetando la pertenencia de cada uno de ellos. Esto resulta más fácil si el niño tiene un juguete “preferido” que nunca tiene que compartir (a no ser que así lo desee) así en este momento te puedes aprovechar de este juguete para entregarlo a cada uno explicando las reglas o las normas de convivencia que habéis establecido en tu hogar. Estas reglas no se pueden cambiar sino habrá consecuencia. Es necesario enseñar el respeto a los niños desde pequeñitos y a través de los juegos. Buscar soluciones en positivo en lugar de regañarles o decir: “deja el juguete a tu hermano él es más pequeño”, “si seguís peleando se acabó y os castigo a los dos.” Es mejor felicitarlos cuando no peleen elogiar a ambos cuando compartan o busquen soluciones a sus conflictos diciendo: ”qué buena solución, yo ya sabía que sois creativos y llenos de buenas ideas.”

Detrás de las peleas de hermanos hay muchas emociones, según los modelos que tengan en los adultos que están a su alrededor y el tipo de vínculo afectivo que hayan establecido con ellos.

Causas de las peleas entre hermanos:

1. Sentir que al “otro” se le quiere más y hay que competir por el amor de los padres. Por eso nunca hay que ponerse al lado de uno de ellos. Es necesario atenuar los celos y no fomentarlos.

2. El niño no tiene todavía noción de lo que pertenece cada uno, por esto es recomendable que tengan un juguete “preferido” y que tiene derecho de no compartirlo con nadie.

3. Demostrar jugando que compartir puede ser divertido. Los juegos sirven para enseñar a los niños como funciona la vida.

4. Que esté estresado. Estar atento a los cambios en su entorno y si hay algún conflicto especial.

Terminantemente prohibido comparar a los hermanos con frases como: “mira tu hermano que bien hace las cosas” o “que bien se porta”.
Los padres somos modelos de nuestros hijos. No involucrarse con las emociones de los hijos mantener el tipo como adultos. Así ellos tienen la oportunidad de aprender como es el comportamiento adulto a la vez que esto le da seguridad.

El papel de los padres es fundamental:

  • Mantener la autoridad.
  • Ser resolutivo para que los niños aprendan como resolver sus propios problemas.
  • Trasmitir a los niños la sensación de estar aceptado, que se le quiere y se acepta a cada uno como es a pesar de que se descalifiquen los comportamientos inadecuados.

Para más información y algunas ideas ver libro de Elizabeth Fodor y Montserrat Morán “Todo un mundo de sorpresas” Ed. Pirámide. Capítulo 8 punto 8.3.1. El caracol pacificador.

libro todo un mundo de sorpresas

Libro Todo un mundo de sorpresas

 

Un consejo: si tu hijo siente celos por su hermano recién nacido no le regañes. Verbaliza las emociones que siente: “comprendo que estas celoso es normal, a mamá también le sucede algunas veces, pero esto no justifica que empujes, pegues, muerdas…”

Además Elizabeth nos recomienda a leer un libro para leer con el niño: “Estoy celoso” Trace Moroney, SM.

Podéis visitar la página de Elizabeth Fodor para más información sobre su proyecto www.efodor.com.

Si te ha gustado este artículo compártelo y sígueme en Facebook, Instagram, Twitter y suscríbete para a Papás e hijos!




Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *