Beneficios de la lactancia materna

 

 

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna es una continuación amorosa de la gran tarea creativa que se inicia desde el mismo momento de la concepción y culmina con el nacimiento de un nuevo ser.

Durante el embarazo el bebé se alimenta de la madre a través de la placenta, órgano que se desarrolla exclusivamente para proveer y filtrar todas las necesidades fetales.

Una vez nacido el bebé, los senos maternos asumen la función de la placenta,  transformándose en extraordinarios laboratorios que producen y almacenan un líquido vivo adaptable a las necesidades del recién nacido.

Amamantar es un arte que combina tres grandes beneficios tanto para el bebé como a la  madre. Los beneficios de la lactancia materna son:

Alimentación personalizada y exclusiva: Para cada recién nacido alimentado naturalmente habrá una leche que atenderá directamente sus necesidades alimenticias, cambiando su constitución  de acuerdo al tiempo y desarrollo del niñ@. La madre a su vez estará motivada a cuidar y vigilar con atención su alimentación en pro de brindar a su hij@ un óptimo desarrollo.

Protección: la leche materna posee un contenido rico de inmunoglobulinas, agentes anti-infecciosos, células vivas y minerales, que proporcionan protección al neonato hasta que su propio sistema inmunológico  se fortalezca. Para los papás es satisfactorio saber que su bebé está recibiendo lo que necesita para desarrollarse saludablemente, esto se traduce en el establecimiento de una conciencia preventiva de salud que beneficiará a todos los miembros de la familia.

Establecimiento del vinculo afectivo mamá-bebe: Para el recién nacido es de vital importancia el contacto físico que se genera al lactar pues le brinda un espacio de seguridad afectiva que igualmente contribuye con su desarrollo. El bebé responderá con mayor vitalidad a los diferentes estímulos cuando se desenvuelve en un entorno amoroso. De igual manera la madre desarrollará con mayor rapidez lo que conocemos comúnmente como instinto maternal, aumentando así  su nivel de confianza para satisfacer las demandas del bebé.

Alimento, protección y amor se combinan en una fórmula milagrosa que sienta la primera base sólida para el logro de una excelente calidad de vida.

 

 

Foto:drcutler.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *