¿Somos los papás primerizos compradores impulsivos?




Mamá embarazada de compras

Durante mi primer embarazo, mi marido y yo un poco desconcertados ante la situación, empezamos buscar todo tipo de información y a leer sobre el embarazo, tipos de parto, métodos de estimulación temprana y educación. Durante esos 9 meses compramos casi todas las revistas de embarazo y crianza que salían al mercado.

Y no podría faltar el curso de preparación al parto, que en vez de uno, hicimos dos cursos.

Con toda la información que teníamos pensábamos que teníamos que comprar de todo para nuestro bebé y descubrimos que el mercado estaba lleno de cosas para papás primerizos como nosotros.

Yo estaba particularmente obsesionada con la temperatura adecuada de todo, quería un termómetro la habitación del niño, otro para el agua del baño y no podía decidirme por el que quería para el bebé si de oído, frente, estilo chupete o el normal de siempre.

Luego el dilema de una minicuna o moisés, que si era útil y si nos cabía en un piso de dos habitaciones…Compramos uno y al ver que no cabía, lo devolvimos.

Bañeras, otra gran interrogante, queremos bañera con cambiador o para el baño. Luego había una que decían que era ideal para niños con cólicos y claro, necesitábamos esa también, no había nacido el bebé y ni sabíamos si tendría cólicos y ya estábamos pensando en una bañera anticólicos.

El intercomunicador, indispensable para un piso de 80 metros en el que se escuchaba todo, pero claro no podía nacer el niño sin intercomunicador. Que luego resultó que hacía interferencia con la vecina y escuchaba a la bebé de ella en vez del mío.

Compré un calienta biberones que ni abrí y por suerte lo pude cambiar por un sacaleches, que me fue más útil.

El esterilizador, para microondas o mejor eléctrico, quizás mejor los dos, nunca se sabe…

La mochila de paseo, que usamos 2 meses, porque mi hijo pesó casi 4 kilos al nacer y cada vez que la usábamos acabábamos con dolor de espalda.

Y no puede faltar la decisión de la cuna o el carrito, que creo que ha sido una de las decisiones más estudiadas que hemos tomado en nuestras vidas. Menos mal que por lo menos pudimos usar las dos cosas con mi hija…

Pañales, ¿qué marca? Mi madre compró unos de recién nacido monísimos con Winnie The Pooh que no le valieron a mi hijo ni en el hospital, se los pusimos y le apretaban la pierna.

Y menos mal que no conocía la tienda Seraphine en la que compran ropas muchas embarazadas famosas, porque me hubiese comprado más ropa de la que hubiese necesitado durante los 9 meses…

¿Crees que somos los papás primerizos compradores impulsivos? Si te has sentido indentificad@ deja tu comentario con aquello que compraste que no te sirvió cuando nació tu bebé.

¿Es útil comprar una minicuna o moisés para bebés?

foto: http://www.clipartof.com/


Daniela Dávila

About Daniela Dávila

Desde hace varios años trabajo online para poder conciliar mi vida familiar y laboral. Soy fundadora TargetNet, autora de Papás e hijos, embajadora de Sapos y Princesas, aunque para muchos más conocida como la mamá de... y feliz de serlo!

3 comments on «¿Somos los papás primerizos compradores impulsivos?»

  1. Cristina dice:

    Yo hice una encuesta a amigas mamás pero solamente a las que consideraba que eran más relajadas y creo que me ahorré bastantes cosas.
    El moisés lo pedí prestado las dos veces
    El sacaleches y la baby cook los acabé regalando porque no los usé
    Tienes razón, compramos compulsivamente por miedo y desconocimiento, ya se lo decía Mafalda a su hermanito ‘tranquilo, somos conejillos de indias para ellos'( sus papás)
    Queremos hacerlo perfecto y lo logramos pero algunos además, compramos demasiadas cosas que luego no usamos. … Mejor para los que vienen despues ¿No?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *